Hay buenas y malas noticias cuando se trata de mudarse. Estamos seguros de que no es una gran sorpresa que la mala noticia sea que la mudanza no solo es estresante, sino que también puede ser costosa.

Por otro lado, la buena noticia es que es posible evitar pagar más de lo que debería anticipando y presupuestando algunos costos de mudanza ocultos que surgen sin previo aviso y golpean tu billetera. La clave es investigar y estar preparado.

Leer la letra pequeña

Cuando obtenga estimaciones de empresas de mudanzas, asegúrese de leer la letra pequeña. Debe comprender bien lo que se incluye en cada estimación para asegurarse de que está comparando manzanas con manzanas.

Si hay algo que no comprende, no tema hacer preguntas. Si cree que falta algo en la estimación, es mejor avisarle a la empresa de mudanzas ahora que sorprenderse más tarde con un cargo adicional.

Si tiene artículos grandes o voluminosos que pueden requerir un manejo especial, como una moto de nieve, un jacuzzi o un piano de cola, le recomendamos que se lo comunique al profesional de la mudanza para que cualquier cargo adicional pueda incluirse en su presupuesto.

Del mismo modo, tenga en cuenta que algunos artículos, como los electrodomésticos de gas y las lavadoras de carga frontal, pueden requerir que una empresa externa desenganche el artículo en su ubicación de origen y lo prepare para el envío y luego vuelva a conectarlo en su nuevo hogar.

Si hay poco espacio libre en su calle que hace que la camioneta de mudanzas sea demasiado grande para caber, es posible que la empresa de mudanzas necesite trasladar sus muebles a la camioneta de mudanzas usando un camión más pequeño.

Por lo general, hay un cargo adicional por este servicio, por lo que es importante discutirlo cuando obtenga sus estimaciones.

Vas a tener muchas cajas con las que lidiar después de desempacar, así que verifica si una caja vacía para recoger está incluida en tu presupuesto o si eso es un cargo adicional.

¡EL MES NACIONAL DE MUDANZAS ESTÁ AQUÍ! MANTÉNGASE SEGURO

Viaje por carretera a la casa nueva

Si se muda una distancia que requiere un viaje por carretera para llegar a su nueva casa, debe tener en cuenta los gastos de viaje. Asegúrese no solo de presupuestar una habitación de hotel, sino también de tener en cuenta cosas como alimentos, peajes, gasolina y emergencias que puedan surgir mientras está de viaje.

Control de daños

¿Conoces esa gran abolladura que pones en la pared cuando mueves la mesa del comedor y los arañazos que hiciste en el piso de madera cuando pasaste tu centro de entretenimiento a través de él? Bueno, la familia entrante o el arrendador hará un recorrido final y puede solicitar una compensación por esos daños para cubrir el costo de las reparaciones. Si es un inquilino, es probable que no recupere su depósito de seguridad.

Cambio de planes

A veces la vida pasa y tus mejores planes se desmoronan. Si el papeleo para el cierre de su nueva casa se retrasa o las renovaciones que había planeado concluir antes de la mudanza se desvían, es posible que necesite almacenamiento para tus pertenencias.

Informe a su empresa de mudanzas lo antes posible sobre el retraso y analice las opciones con ellos. Si la entrega solo necesita retrasarse uno o dos días, es posible que tus artículos se puedan almacenar en el remolque en el que ya están cargados.

Sin embargo, si pasará un tiempo prolongado antes de que esté listo para aceptar la entrega, es probable que sus artículos deban almacenarse en un almacén cercano. Tenga en cuenta que cuanto más tiempo estén almacenados sus artículos, mayor será el gasto adicional.

La línea de fondo

Sí, mudarse a una nueva casa puede ser un desafío. Sí, surgen gastos imprevistos. Pero, si investiga de antemano y hace un presupuesto adecuado, estará un paso adelante cuando suceda algo inesperado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *